La atenuante de dilaciones indebidas

La atenuante de dilaciones indebidas es una circunstancia que puede ser considerada por los jueces y tribunales al momento de dictar sentencia en un proceso penal. Esta atenuante tiene como objetivo reducir la pena impuesta al acusado en caso de que durante el proceso se hayan producido dilaciones indebidas que hayan retrasado la finalización del mismo.

En España, la atenuante de dilaciones indebidas está regulada en el Código Penal y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Según estas normativas, la atenuante de dilaciones indebidas podrá ser aplicada siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que durante el proceso se hayan producido dilaciones indebidas.
  • Que el acusado no haya sido el causante de dichas dilaciones.
  • Que la demora del proceso haya sido significativa.

Es importante destacar que no todas las dilaciones indebidas pueden ser consideradas para aplicar esta atenuante. Por ejemplo, las dilaciones producidas por la propia defensa del acusado o por la falta de celeridad en la actuación de la acusación particular no podrán ser consideradas para aplicar esta atenuante.

En caso de que se conceda la atenuante de dilaciones indebidas, la pena impuesta al acusado se verá reducida en una cantidad que oscilará entre el 10% y el 20% de la pena originalmente prevista.

En resumen, la atenuante de dilaciones indebidas es una circunstancia que puede ser considerada por los jueces y tribunales al momento de dictar sentencia en un proceso penal y que tiene como objetivo reducir la pena impuesta al acusado en caso de que durante el proceso se hayan producido dilaciones indebidas que hayan retrasado la finalización del mismo.

A %d blogueros les gusta esto: