Cuando el hijo es mayor de edad, ¿Quién puede reclamar el impago de la pensión de alimentos?

Fecha de publicación

Tiempo de lectura

5 minutos
Hombre y mujer discutiendo

Autoría

Avatar de Aitor Velar Abarrategui

En el ámbito del derecho de familia, una cuestión que ha generado debate es quién puede denunciar el impago de la pensión de alimentos cuando el hijo es mayor de edad. En este artículo, analizaremos esta problemática desde una perspectiva jurídica y explicaremos los criterios establecidos por la jurisprudencia. Además, destacaremos la importancia de aplicar el sentido común y recordaremos las obligaciones que tienen los progenitores en relación con la pensión de alimentos.

La legitimación para denunciar el impago de la pensión de alimentos

Desde el punto de vista civil y penal, es importante tener en cuenta que la persona legitimada para denunciar el impago de la pensión de alimentos es el progenitor custodio. Esto se debe a que en las sentencias de familia se establece que el progenitor no custodio debe pagar la pensión de alimentos al progenitor custodio, sin importar si el hijo es mayor o menor de edad.

No existe en ninguna sentencia una disposición que indique que el progenitor no custodio debe pagar directamente la pensión de alimentos a los hijos, independientemente de su edad. Por lo tanto, desde un punto de vista lógico y jurídico, es el progenitor custodio quien tiene la legitimación para reclamar el impago de la pensión.

Interpretación divergente de la jurisprudencia

Sin embargo, ha habido divergencias en la interpretación de la ley por parte de las Audiencias Provinciales. Algunas Audiencias, como las de Pontevedra, Murcia, Sevilla, Cantabria y Las Palmas, han adoptado una interpretación restrictiva del artículo 228 del Código Penal. Según esta interpretación, una vez que el hijo alcanza la mayoría de edad, solo él estaría legitimado para denunciar el impago de pensiones.

Por otro lado, las Audiencias Provinciales de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Córdoba y Toledo han adoptado una interpretación más amplia del mismo artículo. Según este enfoque, tanto el progenitor custodio como el hijo mayor de edad estarían legitimados para denunciar el impago de pensiones.

Esta diferencia de criterios entre las Audiencias Provinciales y la falta de un pronunciamiento previo por parte de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha generado la necesidad de unificar criterios y clarificar la situación.

El artículo 228 del Código Penal y el debate jurídico

El artículo 228 del Código Penal establece que los delitos relacionados con el impago de pensiones solo se perseguirán previa denuncia de la persona agraviada o de su representante legal. Además, cuando la persona agraviada sea menor de edad, tenga discapacidad o sea desvalida, también podrá denunciar el Ministerio Fiscal.

El debate jurídico surge en torno a la expresión “persona agraviada” cuando los hijos son mayores de edad. Las Audiencias Provinciales que adoptan una interpretación restrictiva del artículo 228 consideran que, una vez que el hijo alcanza la mayoría de edad, él es la persona agraviada. Por otro lado, las Audiencias Provinciales que adoptan una interpretación amplia consideran que tanto el hijo como el progenitor custodio son personas agraviadas.

Caso y resolución por el Tribunal Supremo

En un caso concreto que llegó al Tribunal Supremo, un padre fue condenado en el año 2003 a pagar una pensión de alimentos a su exmujer. Sin embargo, cinco años después dejó de cumplir con esta obligación, a pesar de tener los medios económicos suficientes para hacerlo.

En el año 2016, la progenitora custodia presentó una denuncia por el impago de pensiones. Es importante mencionar que previamente se había ejecutado la sentencia en vía civil. El Juzgado de lo Penal n.º 2 de Pontevedra dictó sentencia condenando al padre por un delito de impago de pensiones.

El condenado interpuso un recurso de apelación, que fue resuelto por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra, reduciendo la pena impuesta. Posteriormente, el condenado presentó un recurso de casación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

En su sentencia n.º 557/2020, de fecha 29 de octubre de 2020, el Tribunal Supremo desestimó el recurso de casación presentado por el padre y confirmó la sentencia de la Audiencia Provincial. Además, estableció una serie de criterios que unifican la interpretación del artículo 228 del Código Penal en estos casos.

Según la sentencia del Tribunal Supremo, la denuncia previa es un requisito de procedibilidad, pero la falta de denuncia puede ser subsanada si la persona agraviada manifiesta su voluntad de denunciar los hechos. Además, se considera válida la denuncia formulada por el progenitor custodio, tanto cuando se refiere a cantidades no abonadas durante la minoría de edad del hijo, como cuando se trata de personas con discapacidad que necesitan especial protección, incluso si han alcanzado la mayoría de edad.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo concluyó que el progenitor custodio tiene legitimación para denunciar el impago de la pensión de alimentos, independientemente de la edad del hijo. Esto se debe a que el progenitor conviviente sufre las consecuencias inmediatas del impago de la pensión y tiene un interés legítimo digno de protección.

Conclusión

En conclusión, desde el punto de vista civil y penal, el progenitor custodio es la persona legitimada para denunciar el impago de la pensión de alimentos, tanto si el hijo es mayor o menor de edad. Esto se debe a que la obligación de pagar la pensión recae sobre el progenitor no custodio, y la persona que soporta las consecuencias inmediatas del impago es el progenitor custodio.

La interpretación del artículo 228 del Código Penal ha generado debate en la jurisprudencia, pero el Tribunal Supremo ha unificado criterios al establecer que el progenitor custodio tiene legitimación para denunciar el impago de la pensión de alimentos. Esta decisión se basa en la protección de los intereses legítimos del progenitor conviviente y en la necesidad de asegurar el cumplimiento de las obligaciones alimentarias.

Es importante tener en cuenta que cada caso puede tener particularidades específicas, por lo que es recomendable buscar asesoramiento legal en situaciones relacionadas con el impago de la pensión de alimentos.