Entrega de la indemnización despido objetivo

Fecha de publicación

Tiempo de lectura

8 minutos
Ejecutivo entrega la indemnización despido objetivo al trabajador

Autoría

Avatar de Ainhoa Velar Abarrategui

I. Introducción

El despido objetivo exige que las empresas entreguen al trabajador la indemnización al mismo tiempo que la comunicación escrita. Este artículo abordará la necesidad de cumplir con este requisito. Asimismo, se analiza qué ocurre cuando una empresa alega falta de liquidez como justificación para no haber puesto a disposición del trabajador la indemnización por despido objetivo de manera simultanea a la entrega de la comunicación escrita del despido.

Es importante destacar que la información proporcionada en este artículo tiene un carácter meramente informativo y no debe ser considerada como sustitutiva de la asesoría legal personalizada. Nuestros despachos están ubicados en el corazón de Bilbao, y contamos con un equipo de abogados especializados en diversas ramas del derecho, incluyendo civil, penal, laboral y extranjería. Si desea profundizar en alguna cuestión legal o necesita asesoramiento personalizado, le invitamos a contactarnos a través de nuestro enlace. Estaremos encantados de atenderle y brindarle la asistencia legal que requiera.

II. Normativa aplicable y requisitos del despido Objetivo

A. Análisis del Artículo 53 del Estatuto de los Trabajadores (ET)

El artículo 53 del Estatuto de los Trabajadores (ET) regula efectivamente los requisitos de forma que debe cumplimentar el empleador en los despidos objetivos.

En virtud del mencionado artículo, cuando un empleador decide prescindir de un trabajador por razones objetivas, como dificultades económicas, debe comunicarle por escrito la causa del despido.

Asimismo, el artículo 53 ET establece que el empleador ha de “poner a disposición del trabajador, simultáneamente a la entrega de la comunicación escrita, la indemnización de veinte días por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año y con un máximo de doce mensualidades”. No obstante, adiciona dicha regla general la excepción que sigue: “cuando la decisión extintiva se fundase en el artículo 52.c), con alegación de causa económica, y como consecuencia de tal situación económica no se pudiera poner a disposición del trabajador la indemnización a que se refiere el párrafo anterior, el empresario, haciéndolo constar en la comunicación escrita, podrá dejar de hacerlo, sin perjuicio del derecho del trabajador de exigir de aquel su abono cuando tenga efectividad la decisión extintiva”.

Por otro lado, el artículo 53 ET menciona que el empleador debe conceder un plazo de preaviso de quince días al trabajador, de manera que, antes de la extinción del contrato, se concede un tiempo de quince días, durante el cual el trabajador mantiene su salario y puede dedicar seis horas semanales a la búsqueda de un nuevo empleo.

B. De los requisitos que deben cumplirse en los despidos objetivos.

  1. Comunicación por escrito de la causa del despido.
  2. Puesta a disposición simultánea de la indemnización. Es obligación de la empresa poner a disposición del trabajador la indemnización correspondiente de forma simultánea a la entrega de la comunicación escrita de despido. Este aspecto garantiza que el trabajador reciba la compensación económica inmediatamente al conocer la decisión de rescisión de su contrato laboral.
  3. Concesión de un plazo de preaviso de quince días. El plazo se computa desde la entrega de la comunicación personal al trabajador hasta la extinción del contrato de trabajo.

C. ¿Es posible la alegación de falta de liquidez como excepción a la entrega simultanea de la indemnización?

Existen circunstancias excepcionales que pueden eximir a la empresa de cumplir con la obligación de poner a disposición la indemnización de forma inmediata. Como mencionábamos anteriormente, el artículo 53 ET dispone que, cuando la decisión de despido se fundase en una causa económica, y como consecuencia de tal situación económica, no se pudiera poner a disposición del trabajador la indemnización, el empresario, haciéndolo constar en la comunicación escrita, podrá dejar de hacerlo.

En el caso específico de la falta de liquidez, la jurisprudencia ha establecido parámetros claros sobre cómo debe alegarse y probarse esta situación por parte del empleador.

i. Sentencia del Tribunal Supremo (Sala cuarta), número 541/2023, del 19 de julio de 2023

La Sentencia del Tribunal Supremo (Sala cuarta), número 541/2023, emitida el 19 de julio de 2023, analiza un caso donde la empresa comunicó el despido a una trabajadora, alegando razones económicas y reconociendo una indemnización de 11.466,22 euros, indicando en la propia comunicación por escrito del despido que la indemnización no fue puesta a su disposición por la situación de iliquidez derivada de la situación económica de la empresa.

La citada sentencia destaca la importancia de cumplir con las exigencias probatorias en casos donde la empresa alega falta de liquidez como justificación para no poner a disposición la indemnización por despido objetivo.

Resolución.

Al examinar detenidamente el caso en cuestión, el tribunal determinó la procedencia del despido. Esto se fundamenta en que la empresa demandada llevó a cabo un despido colectivo para dar fin a todos los contratos laborales, llegando a un acuerdo entre la representación de la empresa y los trabajadores. Además, se constató que la empresa carecía de efectivo en el momento del despido y presentaba un descubierto de 10.357,05 euros. Esta situación se reflejó expresamente en la carta de despido que mencionaba que: “En el momento de comunicar el despido objetivo, la empresa carecía de efectivo y presentaba un descubierto por importe de 10.357,05 euros”.

Conforme a la sentencia, la existencia de un despido colectivo por causas objetivas de índole económica, el cierre consecutivo de la empresa, su inactividad y el descubierto bancario señalado en la comunicación de la extinción contractual, sirven como indicios probatorios suficientes de su falta de liquidez. Es más, la sentencia argumenta que estos elementos constituyen indicios suficientes para aplicar la inversión probatoria establecida en el artículo 217.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Razonablemente, se presume la realidad de la iliquidez, destacando la mala situación económica de la empresa. En este contexto, la trabajadora tendría la responsabilidad de desvirtuar o neutralizar estos indicios, lo cual no ocurrió según la sentencia.

ii. Exigencias probatorias de la falta de liquidez

La STS de 21 de marzo de 2019 (rcud. 4251/2017) y la STS de 23 de noviembre de 2022 (rcud. 4440/2021) establecen que la mera invocación de la causa económica no es suficiente para excusarse de la puesta a disposición simultanea de la indemnización. Se requiere una prueba adicional y específica que demuestre la existencia concreta de problemas de liquidez y tesorería que impidan el pago inmediato.

Citando literalmente la sentencia STS (Sala cuarta) de 23 de noviembre de 2022, “la mera existencia de la causa económica, que pudiere justificar el despido objetivo, no es por sí sola suficiente para acreditar a su vez la inexistencia de liquidez que permite al empresario acogerse a la posibilidad de diferir el pago de la indemnización a un momento posterior a la de la notificación de la extinción contractual. De su tenor literal resulta que esa posibilidad solo puede invocarse cuando la decisión extintiva se fundamenta en la alegación de causa económica, pero esto no supone que dicha circunstancia pueda considerarse bastante en sí misma para demostrar igualmente que la empleadora atraviesa problemas de tesorería que le impiden en ese momento disponer de liquidez suficiente para hacer frente al pago de la indemnización. Esto último requiere de una prueba adicional y específica, que acredite la particular y concreta existencia añadida de problemas de
liquidez y tesorería que impiden el pago de la suma indemnizatoria.”

iii. carga probatoria

Por su parte, la STS 15 de febrero de 2018, subraya que la carga probatoria recae en el empresario debido a su mayor acceso a la información financiera de cuyo examen pueda desprenderse la situación de iliquidez. Además, se destaca que la falta de liquidez es independiente de la situación económica general de la empresa y debe demostrarse de manera separada. Sin embargo, la sentencia plasma una importante precisión para aquellos supuestos en los que no pueda acreditarse esa falta de liquidez mediante una prueba plena. En tales casos, se menciona la posibilidad de utilizar indicios con un apreciable grado de solidez para abrir la adveración sobre la falta de liquidez. Si estos indicios son sólidos, el trabajador debe ser el responsable de destruir o neutralizar los indicios, art. 217.3 LEC, de acuerdo el artículo 217.3 de la LEC.

III. Conclusión

El despido objetivo conlleva la obligación legal de poner a disposición del trabajador la indemnización simultáneamente a la entrega de la comunicación escrita. No obstante, existen excepciones a dicha norma general, siendo la falta de liquidez una de las circunstancias que permiten al empleador diferir el pago.

Para que sea válida la alegación de falta de liquidez como justificación evitar la entrega simultánea de la indemnización, deben cumplirse con ciertas exigencias probatorias. La jurisprudencia subraya la necesidad de aportar pruebas concretas sobre problemas de liquidez y tesorería. La mera invocación de la causa económica no es suficiente, y el empresario debe demostrar de manera específica la incapacidad de pago inmediato. En principio, la carga probatoria recae en el empresario, dada su mayor accesibilidad a la información financiera. En casos donde la prueba plena es difícil de obtener, existe la posibilidad de utilizar indicios sólidos para demostrar la iliquidez. Si estos indicios son sólidos, la responsabilidad de destruirlos o neutralizarlos recae en el trabajador.


Dimmao Abogados – Bilbao

Es importante destacar que la información proporcionada en este artículo tiene un carácter meramente informativo y no debe ser considerada como sustitutiva de la asesoría legal personalizada. Nuestros despachos están ubicados en el corazón de Bilbao, y contamos con un equipo de abogados especializados en diversas ramas del derecho, incluyendo civil, penal, laboral y extranjería. Si desea profundizar en alguna cuestión legal o necesita asesoramiento personalizado, le invitamos a contactarnos a través de nuestro enlace. Estaremos encantados de atenderle y brindarle la asistencia legal que requiera.

Por último, si este artículo ha captado su interés y desea profundizar en temas relacionados con el ámbito legal, le invitamos cordialmente a explorar otros artículos en nuestro blog.


La enervación del desahucio

 La información proporcionada en este artículo sobre enervación del desahucio tiene un carácter meramente informativo. Por lo tanto, no debe ser considerada como sustitutiva de la asesoría legal personalizada. Contamos…

Leer más…